Despierta!

Despierta!Hace aproximadamente 137 rotaciones de la Tierra, por allá a fines de Julio, en ese frío invierno que nos tocó el 2007, los chilenos tuvimos uno de esos malos días. De esos en que no te explicas cómo puede ser que las cosas estén tan mal, y por qué a tí, por qué a mí, por qué a todos nosotros. Ese día conocimos el acuerdo firmado por el Gobierno y Microsoft, y de paso, descubrimos que habían vendido nuestra libertad de elegir.

Pero el día siguiente fue todo lo contrario.

Fue uno de esos buenos días, en los que te das cuenta que no está todo perdido; que hay una luz al final del camino y que ahí se encuentra un enorme grupo de personas que tal como tú quiere hacer algo al respecto. Que no se quedará de brazos cruzados. La rabia y la impotencia del día anterior pasó a ser un sorprendente ímpetu por cambiar las cosas, y de ahí originó un inacabable espíritu por colaborar que fue tomando su cauce e incluso terminó con nombre propio.

Hola Liberación Digital.

Y así pasaron los días, los primeros bien agitados, los siguientes algo más tranquilos, más enfocados y, por lo mismo, más productivos. Del aparente caos inicial empezó a darse un orden espontáneo (quién lo hubiera creído), y con ello se dio el espacio para ponernos a trabajar, y de verdad.

Abandonamos la pura protesta y apuntamos al camino de la propuesta, dejamos de discutir si íbamos a instalar un foro o no (y después cuál de todos iba a ser!) y nos sentamos a redactar cartas, documentos, comunicados, todo colaborativamente. La meta: definir un discurso común. Fijamos reuniones y nos invitaron a otras (incluso al propio MinEcon) y sí, nos vestimos de corbata, dimos la cara, hicimos presentaciones, atendimos a seminarios, empezamos a dar charlas y así y todo, Liberación Digital, esa iniciativa a la cual pocos apostaban más de medio peso, empezó a tomar forma.

¿Y el acuerdo?

Exacto.

Bueno, el asunto es que han pasado más de cuatro meses desde que nacimos y a pesar de todo nuestro trabajo el acuerdo sigue estando ahí, tranquilo y guardadito. Por eso creemos que es fundamental que saquemos la voz por segunda vez, para dejar claro que el tema ciertamente no está zanjado. Que aún seguimos esperando un resultado concreto de la promesa que nos hizo la Presidenta, a través de la respuesta de la carta que le entregamos.

Despierta.

Así se llama la nueva campaña de Liberación Digital. Hoy jueves 6 de Diciembre de 2007 no sólo empezamos a demostrarle al mundo que estamos más presentes y más despiertos que nunca, sino también les recordaremos a todos (incluso a nosotros mismos) la razón primera de nuestra existencia: el acuerdo.

Nuestra libertad.

Estimados, hoy renacemos como Liberación Digital, porque hoy nos volvemos a fijar como meta la derogación del acuerdo y punto. Se acabó la espera y se acabó el silencio. Esta vez no nos quedaremos sólo en los blogs y el mundo digital. Ahora correremos la voz y saldremos a la luz pública. Vamos a resucitar el tema del acuerdo, sólo para enterrarlo después, bien lejos y para siempre.

Despierta, que llegó la hora.

Un comentario en “Despierta!”

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *